Imagen para la entrada Ganar la calle

Ganar la calle

Creada el 5 de enero de 2016 a las 18:41 por alexguti

Proyecto: Urban Games 2015
Tema: Diálogos
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

Comentario personal. Texto: Ganar la calle Autor: Ascher, François

En este texto, François Ascher establece distintas formas de percibir una calle según el uso que hacen de ella los ciudadanos. Por ejemplo, está la calle que suministra comunicación en la trama urbana, desbordada de gente y agoviante, por otro lado, la calle  que los ciudadanos utilizan para exhibirse, vendiendo o interactuándo con los demás ciudadanos,… Según el autor la coexistencia de esos dos tipos diferentes de vivir la calle trae un problema…

El desarrollo que ha tenido la calle desde la Edad Media, dónde las calles tenían un exhuberante uso comercial, hasta nuestro tiempo, no se ha logrado de buen modo. Los comerciantes descubrieron que para aumentar el rendimiento de sus calles peatonales y sus centros comerciales hacía falta llevar más cantidad de gente de la manera más rápida posible. Fácil. Más gente, más calle; más veloz, más coches. Así se hizo.

Debido al desarrollo, hubo que transportar más, y como consecuencia se necesitaó mayor espacio para los vehículos, a la vez que se creabn nuevos problemas cómo lo encuentros de éstas calles, en las esquinas, en el tráfico desmedido en las de mayor tránsito,…

En mi opinión creo que François Ascher nos trae con este texto una realidad, por lo tanto no puedo decir que esté de acuerdo o no. Al fín y al cabo nos relata el por qué de un hecho que nos sucede continuamente, la existencia de la calle. Tan cercana y formando tanta parte de nosotros y a la vez tan desconocida. Creo que ésta ha generado en el último siglo unos problemas inexistentes en la Edad Media, pero que hemos provocado nosotros. Conscientemente o no, lo cierto es que a mucha gente no le interesa optimizar el uso de éstas a favor del ciudadano, por lo que la optimizan en función del comprador. Y no está mal si se hace en pequeños pasos pero no en pasos de gigante, por qué sino nos caemos, y eso es lo que pasa en los plenos centros para el comercio en las ciudades, que nos caemos. Pienso que encontrar el equilibrio entre los factores es importante, ya que si encontramos la manera de solucionar una incógnita en la ciudad, estaremos aportando sin querer peso a otro problema el cuál parecía no existir. Nos guste o no, la ciudad necesita comercio, necesita espectáculo, necesita exponerse, necesita venderse, pero también necesita descansar, silencio, relajarse,…  La calle debe ser neutra.

 

Imagen procedente de: http://www.valladolidsiglo21.com/wp-content/uploads/2015/03/personas-andando.jpg


Comentarios

Aún no hay comentarios para esta entrada. ¡Sé el primero!


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.