Imagen para la entrada 04. La ciudad no es un árbol. Christopher Alexander

04. La ciudad no es un árbol. Christopher Alexander

Creada el 5 de diciembre de 2017 a las 10:12 por alejandromm

Proyecto: Urban Games 2017
Tema: Diálogos
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

Comentario sobre un fragmento del libro con el mismo nombre de blog de Christopher Alexander; La ciudad no es un árbol.

A parte de la evidente temática del texto, <<ciudades naturales>> y <<ciudades artificiales>> y el desarrollo que gira entorno a esas dos tipologías, es alarmante pensar que las <<ciudades naturales>>, en su mayoría históricas, tuvieran un funcionamiento óptimo en su momento de esplendor que milagrosamente (o afortunadamente) sigue sobreviviendo hoy día, donde la ciudadanía interacciona, se relaciona y comunica de forma fluida en una superposición de capas históricas que diversifican y ofrecen una gran cantidad de actividades, mientras que las <<ciudades artificiales>> tan avanzadas y modernas, pensadas y repensadas por grandes mentes del diseño urbano y arquitectónico hayan fracasado. Fracasado en un período de tiempo mucho más breve que las aún supervivientes ciudades históricas.

Quizá tanto avance tecnológico y tanta modernidad nos esté llevando por el camino equívoco o seamos nosotros los que hacemos un uso sobrevalorado de ello porque nos creemos con el poder y la superioridad de realizar nuestras obras, de forma narcisista, con la única finalidad de sentirnos creadores. Sin preocuparnos de si nuestra obra tiene o no consecuencias. Porque, aunque los asentamientos de las <<ciudades naturales>> fuesen de carácter militar o con una jerarquía de control, tenían humanidad y sentido con respecto a las formas de vida.

¿Es la distancia entre las formas de vida de antaño y las actuales el problema del fallido urbanismo o es más un problema de empatía hacia el habitante? Los diseñadores son los que determinan la manera de vivir de las personas, así que, tal vez debamos dejar de guiarnos por tan absurda e inhumana futurología y volver a ser más conscientes de nuestra condición humana, para crear la calidad de vida que, nosotros personas avanzadas del xxi nos merecemos. (sarcasmo)


Comentarios

Aún no hay comentarios para esta entrada. ¡Sé el primero!


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.