Imagen para la entrada La piel de las ciudades. Manuel Desolá-Morales

La piel de las ciudades. Manuel Desolá-Morales

Creada el 23 de octubre de 2012 a las 23:04 por JoseBB92 - RocioSalazar - Rocio.Nieto

Proyecto: Urban Games 2012
Tema: Urban Game 02. Formas
Coordinadores: abarca dacama scampos

Valoración general

4/5 (1 votaciones)

Valoración de coordinadores

4/5 (1 votaciones)

Descripción

Se adjunta un comentario del diálogo 3 "Me interesan la piel de las ciudades"

Diálogo 3.

Entrevista a Manuel de Solá-Morales

 

 

“Me interesa la piel de las ciudades”

 

 

La arquitectura de las grandes estrellas como enfermedad

Mucha arquitectura tiene un uso publicitario que le quita el propio sentido de arquitectura. Hoy en día la arquitectura se pretende vender, pues vivimos en una sociedad donde el dinero está por encima de todo. Incluso la urbanidad se pone en venta, mediante la incorporación de edificios emblemáticos que popularicen la ciudad y haga que ésta aparezca en los medios de comunicación. Éste interés por la publicidad, es sin duda una de las grandes enfermedades de la arquitectura.

Se está apostando por las obras de las grandes estrellas y se están echando por tierra verdaderas obras de arquitectura. Encargar una ciudad nueva a 60 arquitectos donde cada uno de ellos proyectará un edificio, es algo que está pasando hoy en día y que para Manuel, es una aberración.

 

La arquitectura no puede defenderse solo con ideas

En contra del pensamiento del director de la Bienal de Venecia, el cual piensa que la tumba de la arquitectura es el edificio en sí –cuando el proyecto se materializa- , es de la opinión de que la arquitectura se debe a una experiencia y a una construcción. Es algo físico y no sólo de ideas

 

Una Expo significa un acto de ciudad importante

Las Expo´s sirven para realzar las ciudades. Sin embargo, no siempre se sabe aprovechar bien la oportunidad que suponen. Así, en Zaragoza- Piensa Manuel- se equivocaron, pues desaprovecharon la idea de creación de ciudad junto al río. Por ejemplo, en Lisboa sí que se aprovechó este acontecimiento, creando una serie de viviendas que hoy en día, años después de la Expo, aún siguen funcionando, es decir, la expo hizo ciudad.

 

 

 

 

Urbanismo actual ¿Dónde está?

No hay tanta diferencia entre el pasado y el presente, lo que pasa es que del pasado queda lo bueno y de lo malo ni nos acordamos.

El urbanismo actual hay que quererlo, hoy día solo se piensa en construir y aumentar la ciudad sin ningún cuido, sin visión de futuro, no existe tal voluntad: sin voluntad no hay deseo y sin deseo no hay calidad. Quizás, la actual crisis económica, contribuya a querer urbanizar y no solo construir. Con la velocidad de construcción de los años pasados, era imposible proyectar un buen urbanismo. Ahora, que todo es más lento, posiblemente estemos ante una nueva época que desee organizar la ciudad. Al menos, que la crisis valga al menos para algo.

 

Todo está en manos del mercado: una excusa más

En este texto se crítica a los arquitectos que ignoran la ciudad, el conjunto, y solo quieren realizar las viviendas en una parcela que se les ofrece. Es cierto que muchos arquitectos sólo ejercen por el simple hecho de ganarse el sustento y no tienen en cuenta la verdadera materia de su trabajo. Sin embargo, es algo que se debería apreciar, pues el entorno urbano también es proyecto, y también es algo para las personas, al igual que la arquitectura. Se construye para y por para las personas; para su confort y bienestar. La ciudad también necesita ser proyectada y pensada por y para las personas (por su cualidad de arquitectura).El tráfico generador de ruido, la escasez de zonas verdes, calles estrechas y mal iluminadas… todo esto son factores que deben corregirse en las ciudades y tenerse en cuenta.

Manuel piensa que el urbanismo actual basa su interés en defenderse de la ciudad, en vez de mejorarla. Tenemos que ser positivos y no pensar “la ciudad no tiene remedio” y ceñirnos a nuestra parcela donde proyectar. Algunos de los arquitectos reconocidos han adoptado esta posición. Tenemos que mejorar la ciudad y no nos valen excusa ni pensar que el urbanismo es sólo cuestión de los políticos. Hay que opinar, hacer ruido, y ya se nos escuchará.

 

 

Ahora las ciudades son mucho más interesantes

Con esto se refiere a que antes, las ciudades se concebían como algo homogéneo y lineal, pero conforme ha pasado el tiempo, esa homogeneidad se ha visto alterada por ampliaciones, destrucciones y nuevas construcciones que han convertido la ciudad en un “caos”, es una diversidad que hace de las ciudades un sitio interesante y olvida la monotonía. La ciudad es una maquina cada vez más rica y diversa. Una ciudad puede estar bien estructurada pero que siga siendo sosa. Lo interesante, está en la diversidad, en el desorden.

 

 

Las esquinas de la ciudad: Lugares de encuentro.

Nombra la importancia que tienen las esquinas de la ciudad. Éstas significan el cruce de culturas, el cruce de ciudadanos. Pero quizás, hoy en día los sitios que signifiquen esto no sean las Esquinas de las calles como tal. Posiblemente, las estaciones (metro, bus…) tengan más condición de esquina que el propio cruce de calles. En estos lugares, es donde se debe dar la buena arquitectura convirtiéndolos en espacios públicos dignos. Una gasolinera, es un edificio que , generalmente, está en las esquinas, y a diferencia de Buenos aires- donde son salas de fiesta por la noche-, poca dignidad las suelen caracterizar.

 

Los puertos, lugares potencialmente urbanos

Los puertos son puntos de inflexión, pues un buen planteamiento del mismo puede ayudar a entender la ciudad aun sin mirarla. Allí vamos a parar todos y a entrar en contacto con la mar.

 

Convivir con lo feo, no implica aceptarlo.

Manuel propone como solución al principal problema que tenemos actualmente, destruir lo feo y no asumirlo.. En lugar de dar premio a la buena arquitectura, dar un anti-premio con poder para derruirla. Así, poco a poco, cada año se irían eliminando obras “feas”, que no tenemos que asumirlas, por mucho que sea el tiempo que convivamos con ellas.

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Bellón Barrionuevo, José

Nieto Ventaja, Rocío

Salazar Ortíz, Rocío

 

Foto de portada obtenida de :

 http://habitar-arq.blogspot.com.es/2012/02/manuel-de-sola-morales-qepd.html


Comentarios

gabriarrocha 11 de octubre de 2013 a las 11:26

El arquitecto no debe ser un Artista que busca la fama personal y la popularidad, creando "Esculturas". Sino que debe basar su proyecto en el confort que esa arquitectura va a aportar al ciudadano, creando espacios ricos y útiles, Cuando una obra se basa más en su apariencia, que en su funcionalidad deja de ser una buena arquitectura y pasa a ser una escultura,repleta de decisiones gratuitas y subjetivadas por el autor, y la publicidad ayuda a que cada día más le demos importancia al aspecto de un edificio que a su funcion. Me parece que Solà-Morales comenta un aspecto muy interesante, el ritmo al que se construía en el pasado, no dejaba tiempo a proyectar una buena organización urbana , y el dinero cegaba a los "arquitectos" que anteponían la cantidad a la calidad de las obras.


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.