Imagen para la entrada El arte de planificar el sitio

El arte de planificar el sitio

Creada el 8 de noviembre de 2015 a las 17:12 por alexguti

Proyecto: Urban Games 2015
Tema: Diálogos
Coordinadores: abarca dacama

Valoración general

0/5 (0 votaciones)

Valoración de coordinadores

0/5 (0 votaciones)

Descripción

Comentario personal Título: "El arte de planificar el sitio" Autor: Kevin Lynch Imagen: Cool Ski Design6

La idea central del artículo “El arte de planificar el sitio” va directamente relacionado con el arte de la arquitectura, es decir sin planificar el sitio, sin tener en cuenta el lugar, no se produce arquitectura, sino otra cosa.

Y quizás a veces es que no se planifica, y quizás otras es porque se planifica demasiado o no se planifica como es debido, teniendo en cuenta que lo que se construye es por y para la gente pero tiene razón Kevin Lynch cuando dice “los lugares bellos que conocemos parecen haber nacido de forma espontánea y, en cambio, zonas recientemente planificadas nos resultan feas e incómodas”.

Puede ser que las construcciones históricas tuvieran lugar en procesos muy extensos, con objetivos funcionales y precisos y no teniendo en cuenta más que ello y por eso parecían encajar también en su sitio.

Podrían ser las limitaciones, lo que  les hacía alcanzar ese grado de compenetración entre arquitectura y lugar y lo que a veces tortura al ciudadano del mundo contemporáneo. Es decir, no se construía en la antigua Inglaterra de la época medieval con madera procedente de Sudáfrica, porque era algo que escapaba a sus pensamientos, económicamente y a veces incluso logísticamente era una idea inconcebible y no en todos los casos únicamente por motivos sociales. A lo mejor el uso de la piedra, de los materiales locales, de lo que en sus tierras abundaran, hacían de su paisaje algo homogéneo y unido al ambiente, de dónde todo haba salido. Sin embargo hoy día, en ese sentido, las limitaciones son menores, podemos construir, si unas cuantas personas son capaces de satisfacerse con dinero, una construcción de cemento con arena procedente del mismísimo Egipto, rocambolesca y repelente con el ambiente en el centro de París y aún así preguntarnos, por qué no nos convencemos del todo con ello…

El que produce arquitectura a lo mejor no solamente debería tener en cuenta al habitante, a lo mejor debería permitir participar al habitante, a lo mejor no es la historia de un hombre sino de muchos, a lo mejor la buena arquitectura no es cosa de un año, sino de muchos…


Comentarios

Aún no hay comentarios para esta entrada. ¡Sé el primero!


Accede o regístrate para comentar y puntuar la entrada.